¿Cómo funcionan?

Los SIG operan como una base de datos geográfica asociada a los objetos existentes en un mapa digital, y dan respuesta a las consultas interactivas de los usuarios analizando y relacionando diferentes tipos de información con una sola localización geográfica. Esto es, conectando mapas con bases de datos.
Básicamente, el funcionamiento de un SIG pasa por las siguientes fases:

  • Entrada de la información en el sistema, ya sea digital o pendiente de digitalización.
  • Almacenamiento y actualización de las bases de datos geográficamente, es decir, georreferenciar la información mediante coordenadas geográficas de latitud y longitud.
  • Análisis e interpretación de los datos georreferenciados.
  • Salida de la información en forma de productos diferentes, que dependerán de las necesidades del usuario.

Los SIG facilitan el trabajo del profesional, ya que separan la información en capas temáticas y las almacena de forma independiente, haciendo más rápida y sencilla la tarea final de relacionar la información existente para la obtención de resultados.

Se pueden considerar Sistemas de Información Geográfica de sobremesa a aquellas aplicaciones SIG orientadas al trabajo normal de visualización, análisis, edición y salidas gráficas de información geográfica. Por otro lado estarían los servidores de datos geográficos o las Geodatabases.

En el campo del software libre existen diversas alternativas en lo referente a aplicaciones de sobremesa. Entre ellas destacan tres: OpenJump, GvSIG y UDIG. Como ejemplos de servidores de datos geográficos se pueden citar a Mapserver y Geoserver y como ejemplos de Geodatabases a PostGIS y MySQL Spatial.

 

 
Estructuras de capas de información en los SIG.
Enlace al SIG de SIGs